El coche y la suspension

Un vehículo sin suspensión es algo terrible, debido que por medio de esta se mantiene el contacto con el suelo y se puede circular con seguridad. Por ello que se recomienda revisarla a tiempo cuando se presentan las señales de posible avería y así evitar que se acrecente su gravedad; comprando lo que requiera en despieces bmw, Renault o sea la marca que fuera, no sería tan alta la factura. Algunos de los síntomas que se hacen más frecuentes son:

  • El ruido al circular, parece ser un chillido o crujido que va aumentando conforme lo hace la velocidad.
  • En ocasiones la dirección deja de responder a voluntad del conductor. Si al conducir nota que el coche se va hacia un costado, o va y viene de un lado al otro sin que se haya movido el volante; es una señal clara de problemas con las rótulas o que se deban cambiar los terminales.

Cada elemento puede catalogarse como un problema en concreto, ya que los problemas que presenta la dirección son exclusivos de ella, los fallos del eje son solo de él, y así se comportan todos los elementos de la suspensión. A pesar de que son elementos sencillos son primordiales para la seguridad al conducir, por ejemplo un terminal de dirección roto es muy grave. Aunque es posible conducir con la suspensión o los frenos malos, los riesgos de accidentes son altos.

Los componentes de la suspensión pueden clasificarse en dos grupos:

Grupo de suspensiones: son las piezas que reciben el trabajo más pesado. Una buena suspensión debe absorber las irregularidades del suelo por donde circula y manejar de buena manera la transferencia del peso que se reparte en sus cuatro extremidades o esquinas al acelerar, cruzar o frenar.

En este hay dos grupos, los propios de la suspensión como las tijeras o brazos que hacen la conexión entre las ruedas y el chasis, y los transmisores de la dirección que son los terminales. El otro lo conforman los amortiguadores que frenan el movimiento cíclico, y los acumuladores de energía y del peso del coche que son los resortes.

Grupo rodamientos: este suele tener una vida útil algo larga y es un excelente punto para notar la calidad del coche, puesto que son piezas que abundan en precios y eficiencia. Los ejes que se acoplan a las ruedas precisan girar sobre el rodamiento los cuales pueden variar; entonces es posible conseguir de rodillos que tienen forma cónica, estos funcionan separados del rodamiento. Otros son los de bola, que un componente de una sola pieza.

No merece la pena pasar un susto por una avería en la suspensión, siendo algo que puede evitarse prestando un poco de atención. Conseguir las piezas necesarias no es tan complicado si se sabe cómo hacerlo, hay centrales de desguaces online que le facilitan la información sobre la empresa que tenga su pedido; en estas podría localizar despiece x5 de BMW, Seat León y muchas marcas más.