Cuida tu motor con estos consejos

En un coche el motor es el corazón del mismo, y requiere de algunos cuidados para mantener un funcionamiento completamente óptimo. Puedes encontrar las mejores opciones para repararlo comprando aquí recambios, porque tendrás siempre la mejor relación calidad-precio para las reparaciones en tu vehículo.

Sin embargo, puede que no sepas cuáles son los cuidados básicos que se deben dar a tu motor para prolongar su vida útil. Por este motivo, hoy he preparado este post que te aconsejo seguir leyendo para que sepas exactamente cómo puedes cuidar adecuadamente el motor de tu vehículo.

¿Cómo puedes cuidar tu motor?

Existen varios puntos que debes tener en cuenta para que puedas cuidar tu motor de una forma óptima. Dentro de los principales que deberías considerar se encuentran:

Correas del motor

Las correas se encargan de mover las piezas del motor y que estas puedan hacer funcionar tu vehículo para que se desplace. Por este motivo, las correas son fundamentales, pero no es necesario que conozcas el funcionamiento de cada una de ellas.

Simplemente, bastará con estar revisando de forma periódica las correas y asegurarte de que estén en buen estado. Si las correas llegan a tener grietas o si están a punto de romperse, deberías asegurarte de cambiarlas cuanto antes para evitar daños a tu motor.

Nivel de aceite

Es fundamental que el motor de tu vehículo esté bien lubricado para que se evite el desgaste de las piezas por el rozamiento de las mismas. Por esto, un nivel de aceite óptimo será siempre una gran opción para que puedas conseguir el máximo rendimiento en tu vehículo.

En todo caso, será necesario que estés midiendo el nivel de aceite cada mes para que este no sea demasiado bajo. Si el nivel de aceite es muy bajo las piezas del motor se desgastarán rápidamente, y se disminuirá dramáticamente la vida útil de tu motor.

Filtro de gasolina

El motor debe estar completamente libre de partículas de suciedad, porque estas pueden producir atascos en las piezas o daños graves. Estas partículas de sedimentos están presentes en la gasolina como resultado del proceso de refinación de la misma.

Debes tener claro que debes estar cambiando el filtro de gasolina de forma periódica porque así evitarás cualquier tipo de daño a tu motor por las partículas de suciedad. También es aconsejable evitar conducir con un nivel demasiado bajo de gasolina para no succionar la capa de sedimentos que se crea en el fondo del motor.