Por que no se debe circular con el depósito en reserva

Si vas a realizar un viaje largo, puede que no quieras hacer muchas paradas, pero circular con el depósito de reserva puede llegar a ser muy malo para el coche. En todo caso, si necesitas motores audi q7, las mejores opciones las encontrarás en Motores DYG, porque te ofrecerán los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, es vital cuidarse de circular con el depósito de reserva incluso si esto implica hacer más paradas durante tu viaje. Debes tener en cuenta que en el tanque del motor existe la bomba de combustible que es vital para el funcionamiento del coche, y podrías acabar parado si deja de funcionar.

¿Qué sucede si se circula con poco combustible?

Al circular con poco combustible, la bomba eléctrica succionará el combustible del depósito y este llegará hasta los inyectores. Sin embargo, cuando hay poco combustible la bomba tendrá que trabajar mucho más, porque será más difícil succionar la gasolina del depósito.

Este es un sobreesfuerzo que puede hacer que se llegue a tener un grave problema cuando circulas con la reserva porque la bomba tiende a dañarse. Además, en el fondo del tanque se acumularán residuos que harán que se tengan graves inconvenientes.

Además, debes tener en cuenta que el motor eléctrico de la bomba de gasolina es enfriado por el combustible. Si el coche se mueve con poco combustible, el aire será el que tiene la función de enfriar este componente, pero no es tan eficiente como el líquido para enfriar el motor.

Problema con los sedimentos

Cuando el coche circula con poco combustible se tiende a llevar al motor los sedimentos acumulados en el fondo del tanque de combustible. Estos sedimentos pueden ser de dos tipos:

  • Del combustible: los sedimentos en la gasolina juegan un papel importante, por este motivo no debes repostar si el camión está llenado los tanques. Esto debido a que las impurezas dejan de estar en el fondo del tanque, y por lo tanto terminarán en tu vehículo.
  • De la mecánica del coche: los sedimentos también pueden ser derivados del desgaste de los componentes del coche. Además, pueden ser generados por la corrosión del propio depósito de gasolina.

En todo caso, todos los sedimentos terminarán en el fondo del tanque del motor, y si se circula con la reserva de combustible terminarán en el motor. Esto reducirá drásticamente su vida útil en especial porque se causarán averías en los sistemas.