¿En qué consiste un estudio de un ortodoncista en Madrid?

En el ámbito de las ortodoncias son muchos los pasos que debemos recorrer hasta identificar el mejor tratamiento con el que resolver cualquier tipo de problemática a la que tengamos que enfrentarnos.

 

El trabajo de un ortodoncista en Madrid como https://www.clinicashernadent.es/ nos permite poder obtener información por parte de un profesional de manera inmediata en torno a todas las acciones que se deben de llevar a cabo con el objetivo de poder cumplir con todas nuestras necesidades. Y, para ello, es imprescindible acudir a una clínica dental que cuente con la formación y experiencia suficientes como para garantizar el mejor resultado posible.

 

Uno de los servicios más demandados a un ortodoncista en Madrid es todo lo que tiene que ver con los estudios de ortodoncia. Siendo una solución muy efectiva que, a continuación, te mostramos.

Ortodoncista en Madrid: ¿Qué es un estudio de ortodoncia?

Un estudio de ortodoncia llevado a cabo por parte de un profesional se realiza con un análisis completo de las estructuras óseas dentales de nuestra cavidad bucal. El objetivo es el de poder obtener toda la información necesaria acerca de nuestro tratamiento ortodóncico.

 

Con independencia de la aparatología de tal que elija el paciente, los países pueden ir variando. Sin embargo, a continuación hemos seleccionado algunas de las fases comunes que comparten todos los tratamientos que existen en el mercado.

El estudio, estos son los pasos

    • Evaluación del caso: El primer paso que debemos recorrer es la toma de contacto del ortodoncista con el paciente. Para ello, se lleva a cabo una evaluación del caso a través de la observación directa. Aspectos tales como la oclusión o el encaje de las piezas asumen el protagonismo.
    • Radiografía lateral del cráneo: Las radiografías laterales nos permiten obtener toda la información que necesitamos para llevar a cabo cualquier medición del cráneo. De este modo, el ortodoncista en Madrid conoce todas las distancias y la relaciones entre las diferentes elementos faciales.
    • Radiografía panorámica: Las radiografías panorámicas nos permite analizar los elementos anatómicos de los dientes. Así como posibles enfermedades.
    • Fotografías extraorales: El estudio de la ortodoncia incluye fotografías de la cara y del exterior de la boca. De este modo, obtenemos información en torno a la simetría facial.
  • Fotografías intraorales: Las fotografías extraorales nos muestran todos los aspectos relacionados con el apiñamiento dentario. Así como las malposiciones dentarias y las dimensiones de la encía.
  • Toma de impresiones: La toma de impresiones permite recrear la cavidad bucal y obtener un molde de los dientes sobre el que trabajar.

¿Es necesario realizar un estudio de ortodoncia?

Una de las preguntas más habituales entre todos los pacientes que acuden a una clínica dental hace referencia a la necesidad de realizar un estudio de ortodoncia para poder someternos a la misma a posteriori. Si bien es cierto que no es obligatorio, la realidad es que esta solución nos ofrece una gran cantidad de posibilidades para poder evitar cualquier posible consecuencia negativa en torno a nuestra vida local.

En el caso de no realizar un estudio, es posible que pasen desapercibidas determinadas anomalías tanto nuestros huesos como nuestros dientes. Con el objetivo de minimizar cualquier es posible entrevistar para que nos tengamos que enfrentar a posteriori, tenemos que llevar a cabo un estudio de ortodoncia que nos permita conocer en profundidad las necesidades de nuestra cabidad bucal.