Consejos practicos para escoger unas cadenas de nieve

En el mercado te encontrarás con una gran variedad de opciones para instalar cadenas nieve en tu coche y mejorar la seguridad en el invierno. Para conseguir las de mejor precio lo mejor será visitar el taller mecánico de Aurgi, porque así podrás conseguir las de mejor calidad del mercado.

Sin embargo, debes tener en consideración algunos puntos que resultarán clave a la hora de escoger las cadenas de nieve. En este post te traigo unos consejos para que elijas de una forma correcta las cadenas de tu vehículo.

Puntos clave para escoger las cadenas de nieve

Antes de comprar unas cadenas de nieve, tienes que fijarte en algunos puntos clave para escoger de una forma adecuada:

Talla

Las cadenas de nieve vienen en diferentes tallas, y por este motivo debes escoger unas que sean ideales para tu coche. En todo caso este es un elemento que debe quedar bien ajustado a tus ruedas para que puedan cumplir con su función.

Las cadenas de nieve se pueden ajustar fácilmente a las diferentes llantas, y para ello debes fijarte en las tres cifras que traen grabadas los neumáticos en su lateral. El primer número es la anchura del neumático en mm, el segundo indicará su altura, y el tercero la medida de la llanta en pulgadas.

Material

No todas las cadenas son iguales, y puedes encontrarte modelos en acero o textiles, porque así podrás conseguir un gran rendimiento. Es importante que te fijes en que te asegures de que el modelo que escojas sea siempre de la más alta calidad.

En las metálicas debes asegurarte de que el grosor adecuado de las cadenas permite que funcionen por un tiempo prolongado. Las textiles deben ser de una gran calidad, pero estas tienen una menor durabilidad y se deben sustituir más rápidamente.

Facilidad de montaje

Las cadenas son un elemento que se instalará sobre la marcha, y se debe procurar que el modelo que escojas sea muy fácil de montar. Cuando te encuentres en una urgencia lo ideal es que puedas colocarlas de una forma muy rápida y así evitarás inconvenientes.

Las textiles son las más fáciles de colocar, y las cadenas metálicas resultarán las más complejas y necesitarás conocimiento para colocarlas. Por otra parte, las semiautomáticas pueden ser una mejor alternativa para el montaje, porque son muy prácticas y se pueden montar únicamente moviendo una pieza, lo que hace que sean más fáciles de colocar.